Home » Alimentos con impresión 3D para chuparse los dedos

Alimentos con impresión 3D para chuparse los dedos

 

En nuestro último post repasabamos unas cuantas aplicaciones de la impresión 3D que podrian revolucionar la forma de entender la medicina. Pues bien, rememorando la famosa frase de Hipócrates, que exhortaba a convertir nuestro alimento en medicina, y viceversa, en este post vamos a hablar un poco sobre las aplicaciones que podría tener la impresión 3D en la creación de alimentos.

       Algunos de nosotros recordarán la replicadora de Star Trek, aquella mítica serie de ciencia ficción que puede salir del apelativo de ficción gracias a la NASA. Una compañia tejana ha sido seleccionada para un fondo valorado en $125,000  por la agencia espacial, para desarrollar una impresora 3D que cree comida nutritiva y sabrosa, adecuada para astronautas, según reza la propuesta de la empresa.

Usando una receta digital, las impresoras combinarán polvos para crear comida que tenga un estructura y una textura similar a la comida real. Incluido el olor.

El proyecto se presentó en la conferencia  Humans 2 Mars  (Humanos a Marte) y en ella, el jefe del proyecto explicó el origen de la idea: había usado una impresora 3D para crear chocolatinas para su mujer.

De hecho, fue el experimento del chocolate el que  llevó a la compañía a pensar en qué otros tipos de comida podrian imprimirse.  Por otro lado, el sistema de comida espacial de la agencia no es adecuada en cuanto a nutrición o aceptación para los cinco años que requiere una misión de larga duración, como por ejemplo una con destino Marte.

Los astronautas llevan comida preenvasada, que no se trata precisamente del helado congelado y seco de las tiendas de regalos del Smithsonian, sino que se parece más bien a las comidas listas para comer que llevan los militares.

Los preparados son pobres en sabor y difíciles de preparar, ya que hay una tendencia a la degradación de los micronutrientes en las comidas. Tampoco existe una gran variedad para elegir, dado que todas las combinaciones de comida están predeterminadas, lo cual puede llegar a ser importante cuando se está uno, o incluso tres años, encerrado en una pequeña cápsula metálica.

En su propuesta, la compañía dijo que la comida impresa en 3D podria ser elaborada en función de las necesidades individuales del astronauta, mejorando la salud, o, lo que es quizás más importante, aliviando el aburrimiento. Uno de los primeros objetivos de la impresora de comida espacial es la pizza.

Se eligió esta comida por contener una gran variedad de nutrientes y sabores…. y porque una pizza es, al fin  y al cabo, una sucesión de capas,  lo cual es importante al tratarse del principio de la tecnología de impresión 3D.

De este modo, todos los nutrientes de una comida, tales como proteinas y carbohidrados, se almacenarían en forma de polvo dentro de cartuchos. Cuando un astronauta elige una receta, todos los ingredientes se echan a una cámara, donde se mezclan con el agua y el aceite. La mezcla se calienta y se deposita sobre la base caliente. Capa a capa. se forma la comida, hasta que queda lista, recién salida del horno.

 La presentación en forma de pizza es en realidad un modo de mostrar un alimento sólido en la base, algo pastoso en medio, y algo similar a la carne en la parte superior.

Teóricamente, los astronautas más nostálgicos  podrían incluso conseguir un paquete similar al tupper de sus madres, pues la impresora  tendría la capacidad de comunicarse con la Tierra y recibir in personalizadas, o “recetas” (y todos sabemos que las recetas de nuestra madre, son las mejores)…

La impresora RepRap usada para crear la comida espacial

Naturalmente, no es la añoranza de los astronautas lo que atrae la atención de la NASA, sino la posibilidad de ahorrar peso en los lanzamientos espaciales, y porque la impresión 3D puede ser la solución para imprimir otras cosas en el espacio.

De todos modos, el uso de impresoras 3D para crear comida no es una novedad. La Universidad de Cornell diseño en 2011 una impresora que creaba comida usando pastas extruidas por una jeringa. Por otro lado, una empresa de investigación holandesa llamada TNO, apuntó la idea de que las impresoras 3D podrían usar vida orgánica como un componente protéico; algas, hierbas, o incluso insectos.  En este artículo publicado por Fab@thome se comentan ciertos experimentos realizados al respecto, además de dar un repaso a los antecedentes culinarios de esta tecnología.

3D systems por su lado, ha aumentado su portfolio de ofertas imprimibles con la compra de Sugar Lab, una startup localizada en Los Ángeles, que usa azúcar como base para imprimir objetos.

Aunque no sea la revolución de la impresión 3D de alimentos, sino algo más lúdico y accesorio, no deja de sugerir que la compañía apunta también en la dirección de la replicadora mencionada al principio de este artículo.

Las aplicaciones comerciales del azúcar incluyen complejas tartas esculturales para bodas y eventos especiales, que solo pueden hacerse con impresión 3D, y presentaciones personalizables para tiendas y restaurantes.

 Ponemos como ejemplo esta curiosa aplicación hecha por un chef de un restaurante japonés: un código QR impreso con tinta de azúcar sobre un trozo de pasta de arroz, que informa a los comensales sobre el plato que van a consumir.

Como conclusión, dejamos para el debate la declaración  del  ingeniero Arjan Contractor de Systems & Materials Research Corporation (SMRC),  que afirmaba que su idea a la hora de imprimir la comida espacial era también colaborar a mitigar el hambre en el  mundo. Según él, la mayor eficiencia conseguida al eliminar los residuos y facilitar el almacenamiento y el transporte podría mejorar la eficiencia de los sistemas alimentarios.

Por otro lado, los expertos son remisos a ver la tecnología como respuesta a los problemas nutricionales del mundo, tal como afirmaba el director de seguridad alimentaria de Oxfam America, que da la bienvenida a los avances técnicos, pero no confía en su aplicación en el corto plazo; según él, un mayor acceso a la maquinaria agrícola y las semillas, tecnologías mucho más simples, tendrían un mayor impacto.

Fuentes:

 http://www.theguardian.com/technology/2013/jun/04/nasa-3d-printer-space-food

http://thecreatorsproject.vice.com/blog/5-foods-of-the-future

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

.

Otros artículos de interés:

 

2018-10-03T08:29:27+00:00

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.