Home » La impresión 3D, ¿la nueva burbuja tecnológica?

La impresión 3D, ¿la nueva burbuja tecnológica?

En el post anterior, hablábamos de cómo dos grandes del mundo financiero y de las inversiones en los EEUU se hacían eco de la impresión 3D. No obstante, y aparte de la valoración que hacían de esta tecnología, que era por cierto esperanzadora, no olvidamos que una de las consultoras mencionadas estuvo en el punto de mira pocos años atrás, por su papel en otra burbuja económica. Por otro lado, hace apenas 13 años que estalló la llamada burbuja de las punto.com, y dos de la burbuja de la “computación en la nube”, aunque parece que ambas no tuvieron mucha repercusión en la economía española, al contrario que la burbuja inmobiliaria, fenómeno del que todos hemos oído hablar, aunque no todos podamos explicar de forma clara y concisa.

Para empezar, definamos qué es una burbuja financiera. La Wikipedia define este término como “fenómeno que se produce en los mercados, en buena parte debido a la especulación, que se caracteriza por una subida anormal y prolongada del precio de un activo o producto, de forma que dicho precio se aleja cada vez más del valor real o intrínseco del producto. El proceso especulativo lleva a nuevos compradores a comprar con el fin de vender a un precio mayor en el futuro, lo que provoca una espiral de subida continua y alejada de toda base factual. El precio del activo alcanza niveles absurdamente altos hasta que la burbuja acaba estallando (en inglés crash), debido al inicio de la venta masiva del activo cuando hay pocos compradores dispuestos a adquirirlo”. El hecho es, que tras aparecer esta tecnología en todos los medios anunciando lo que será capaz de hacer, supuestamente contribuiría a inflar esta burbuja económica al aumentar de forma artificial las expectativas; a esto ayudaría también la gran cantidad de empresas que parecen haberse lanzado al negocio de la venta de estas máquinas. Pero, ¿es cierto que nos encontramos ante un fenómeno de este tipo?

Hace ya dos años, un artículo en la web especializada 3Dprinter anunciaba que  la compañía lider en consultoria e  investigación en tecnologías de la información, Gartner, había redactado un informe en el que establecía que todas las tecnologías emergentes siguen lo que se denomina como un “ciclo de burbuja”; desde que se adopta por los primeros usuarios, crece hasta alcanzar el bombo de los medios de comunicación de masas, y tras esta etapa se produce una cierta  decepción y la burbuja se desinfla de forma rápida, tras lo cual, cuando aproximadamente un 5% del público potencial ha adquirido por fín la tecnología, un rumor en los medios parece ver la luz en forma de crecimiento sólido de una tecnología madura.

Según esta consultora, en 2011 la impresión 3D estaba a punto de alcanzar su cénit en la burbuja, hacia esa etapa situada entre la “investigación por parte de los primeros adoptantes” y “bombo en los medios de comunicación”, tal y como se aprecia en la imagen que da título a esta entrada. La impresión 3D apareció por primera vez en 2008 en el cuadro de las burbujas tecnológicas de esta consultora, y además en prácticamente en el mismo puesto que ocupa ahora. Dado que la impresión 3D comercial lleva ya un largo recorrido, suponemos que el informe de Gartner se refiere a la impresión 3D casera. Más allá de lo que se refiera, lo que se esperaba ya en 2011 es que el aumento de la burbuja alrededor de las impresoras 3D fuera notable.

Información más reciente, de febrero de este mismo año, podemos encontrarla en este artículo de la página impresoras3d, que da cifras adicionales  sobre esta “burbuja”:  Según el artículo,  las acciones de las empresas vendedoras de impresoras 3D cayeron tras decir una de estas consultoras (Citron Research) que estas máquinas estaban sobrevaloradas debido a una excesiva promoción. La razón, según el informe de Citron, es que el avance real en las prestaciones de las impresoras 3D domésticas,  no se corresponde con la evolución de los precios de las acciones de estas empresas, a lo cual dieron la razón los mercados a través de las ventas.

Ya en junio de 2013, el diario web eleconomista se hacía eco de la expansión del mercado de la impresión 3D. De forma simultánea, en el blog de Enrique Dans se anunciaba la compra de Makerbot  por parte de Stratasys (además de hacer un interesante repaso al origen de la impresión 3D). Makerbot es un fork del proyecto RepRap con orientación comercial,  líder en el segmento de impresoras de precios más baratos al alcance de usuarios individuales y aficionados, además de ser los creadores de Thingiverse,  repositorio de diseños del cual hemos hablado anteriormente. De este modo, el  líder de mercado para el prototipado industrial y profesional se uniría al que es a su vez líder de mercado de las impresoras de escritorio, habiendo vendido más de  22,000 impresoras 3D desde  2009.Este segmento de las impresoras económicas  es por otra parte el que se prevee que crezca más en los próximos años, y Stratasys se vería muy favorecida con la adquisición al carecer de modelos para esta gama. La noticia se confirmaba hace apenas unos días, el 15 de agosto, en la página web engadget. En el artículo de Dans  es interesante también a nuestro parecer que se  destaque  el contraste entre Stratasys, empresa de mercado industrial, con la orientación al código abierto de Makerbot, que además, a diferencia de las impresoras de Stratasys (que requieren filamentos especializados) aceptan filamentos low-cost.

 

Para terminar, en  impresióntresde nos gustaría quedarnos con  la opinión del autor del segundo artículo que mencionábamos.. Lo verdaderamente revolucionario no es la tecnología, sino que la confluencia de muchos factores, entre los que se encuentran  la disminución de precios, internet, las comunidades de usuarios, las opciones de código y hardware abierto, software libre… aumente la accesibilidad  de esta tecnología, que cada persona pueda construir y desarrollar de forma barata e intuitiva su propia impresora.

Fuentes:

http://www.impresoras3d.com/burbuja-bursatil-de-las-impresoras-3d

http://www.engadget.com/2013/08/15/stratasys-makerbot-merger-official/

2018-08-10T09:29:15+00:00

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.