Un filamento relleno de café

En artículos anteriores hemos comentado la posibilidad de utilizar filamentos y materiales más sostenibles, incluso a partir de algas marinas, en la impresión 3D.

En este caso, nos hacemos eco de un nuevo filamento que aprovecha los restos de café, un residuo producido en cantidades significativas en todo el mundo, teniendo en cuenta que se consumen 2.25 billones de tazas de café diarias. Y aunque los billones a los que hacemos referencia son los anglosajones, que representan una cantidad 1000 veces menor que si habláramos de billones comúnmente conocidos en nuestro país,  se trata aún de una magnitud bastante considerable.

Este filamento, llamado Wound Up, lo ha desarrollado el fabricante   3Dom USA  Filaments junto con la empresa c2renew, una empresa que se dedica a diseñar materiales utilizando formulaciones propietarias de biocomposite, con el fin de aplicarlas a un amplio rango de ramas de la ingeniería.

El nuevo filamento se caracteriza por su color marrón, su característico olor a café y su textura de grano natural. Forma parte de una colección llamada  c2renew Composites, cuyo objetivo es crear productos basados en residuos. Los compuestos con los que trabajan buscan por una parte reducir los costes y aprovechar recursos renovables a la vez que se mantienen o incluso mejoran las propiedades mecánicas requeridas por los usuarios.

Los nuevos filamentos, incluyendo Wound Up, pueden ser utilizados en cualquier máquina capaz de imprimir con PLA.  De hecho, el filamento ha sido probado en varias impresoras diferentes, incluyendo la Makerbot  o la Flashforge entre otras.

 

La molécula es cafeína pura. Y la figura de atrás parece que tomó demasiada.

 

Esta no es la primera vez que 3Dom se inclina por los recursos renovables, ya que hace un par de años, se asoció con  NatureWorks para crear filamentos basados en PLA, más resistentes  y no basados en el petróleo. Sin embargo, esta asociación no está exenta de controversia, pues hay que tener en cuenta que NatureWorks es una subsidiaria de la multinacional Cargill con una importante inversión ( $150 millones de dólares)  de la compañía petrolera tailandesa PTT Global Chemical,  responsable del vertido de 50,000 litros de crudo en 2013 debido a un fallo de previsión, a pesar de haber expeerimentado ya fallos similares en el pasado. También Cargill ha sido objeto de diversas críticas respecto a su impacto ambiental, si hacemos caso  de la página de Wikipedia dedicada al tema. 

A pesar de la “juventud” de la empresa, 3Dom  es muy activa en la investigación de materiales, y ha invertido tiempo y capital en un proceso para crear filamento de alta calidad, con gran diversidad de colores. Además, se pretende desarrollar una gran variedad de filamentos cambiando la rigidez, la resistencia a los impactos y la estabilidad, para adecuarlos a las distintas aplicaciones. Un ejemplo es el filamento de PLA relleno con fibra de vidrio,  adecuado para la modelización en ingeniería y la creación de piezas especialmente fuertes. Otros filamentos en preparación producidos con c2renew incluyen fibra de lino, madera, cáñamo, cáscara de pipa de girasol, residuo seco de la destilación de granos, cáscara de soja, de cebada, o pulpa de remolacha, siendo la cáscara de pipa y el cáñamo los que más éxito prometen tener, a tenor de los estudios de mercado.

Fuente texto: 3dprintingindustries

Imágenes: 3ders

Para comprar el filamento,  entra aquí.

2018-07-09T15:54:19+00:00

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.