phonedrone En el post de hoy, aunamos ambos dispositivos, y es que gracias a un proyecto de Kickstarter, podemos convertir nuestro smartphone en un drone: el  PhoneDrone, creado por una start-up afincada en Idaho llamada xCraft, pretende precisamente esto. Con un planificador de vuelo integrado, un controlador integrado y mucho más. Mientras que hasta ahora podíamos encontrar drones controlados por el smartphone mediante una aplicación, PhoneDrone va más alla: une nuestro propio móvil a un drone.  Si se usa con la aplicación gratuita que lo acompaña, se puede indicar al  “smartphone drone”  dónde ir, a qué altura volar, transmitir vídeo, o que nos siga como un guardaespaldas mientras andamos. Incluso volver a su dueño cuando la batería se descargue por debajo de cierto punto.

La conexión entre drones e impresión 3D es muy estrecha, y los creadores de PhoneDrone, J.D Claridge y Charles Manning, han atendido a esta posibilidad no solo vendiendo un kit prefabricado y listo para montar, sino también un kit DIY, significativamente más barato, que incluye todos los archivos de impresión 3D necesarios para que cada usuario pueda crear su PhoneDrone. En conjunto, el kit DIY incluye la electrónica, con la placa madre y controles (ESCs), cuatro motores, hardware, y por supuesto, los archivos del modelo 3D. Claridge y Manning han diseñado las piezas para que quepan en una cama de impresora 3D de escritorio pequeña o media: la pieza más grande mide unos 15×15 cm.

Tanto si compramos el PhoneDrone ya fabricado, como si adquirimos el kit DIY, los creadores ya han encontrado cientos de aplicaciones, entre las que se encuentran una cámara personal para deportes extremos, un tour virtual para agentes inmobiliarios, un sustituto de los palos para selfies, un robot para controlar a los niños en casa, o incluso un transmisor de eventos a tiempo real.

A falta de un mes para acabar la campaña, se ha conseguido recaudar un tercio del objetivo fijado (250.000 $) para finalizar la producción del dispositivo. Según afirman ellos mismos en su página de Kickstarter , “tenemos un diseño probado y queremos llegar a la producción a gran escala, trabajamos con Kickstarter para calcular cuantas unidades serán producidas”. Además, confían en alcanzar el mínimo que se han marcado, y sólo les queda la cuestión de cuántos producirán en esta primera remesa.

 

Desde luego, el precio es bastante bueno, ya que por 99$ (unos 87€) podemos adquirir el kit para construir nuestro propio PhoneDrone, mientras que el aparato ya montado cuesta 199 dólares (aproximadamente 176€) la unidad, en esta primera remesa de unidades limitadas antes de que el precio aumente a 249$ (unos 220€). Además, el dispositivo funciona con una amplia variedad de modelos de smartphone ya existentes en el mercado, incluyendo iPhone y Android.

Fuente: 3ders.org