La fabricación aditiva da sus primeros pasos hacia la producción en serie

La impresión 3D generalmente se presenta como una alternativa eficiente a los métodos de producción en serie, con una capacidad inigualable para explorar aquellas posibilidades que la fabricación industrial en masa, por sus características, no es capaz de hacer rentables.

Así, la fabricación aditiva es ideal para crear objetos especializados y personalizados además de sus excelentes capacidades en la creación de prototipos, lo que ha reducido la necesidad de procesos industriales costosos y laboriosos, en muchas ocasiones poco eficientes.

Pero, hasta ahora, pocos han planteado la idea de que la impresión 3D pueda reemplazar una fábrica por completo. Y esa parece ser precisamente la intención de Max Friefeld, Jonathan Schwartz y Oliver Ortlieb.

Los tres amigos, compañeros de habitación y ex empleados de Makerbot han conseguido $ 1,4 millones en fondos para su nueva empresa de impresión en 3D, Voodoo Manufacturing, cuya configuración única ofrece una seria alternativa a la producción en serie de la industria tradicional.

Voodoo no es la típica startup. Conectando a cientos de impresoras FDM, el trío ha creado una “botfarm” funcional y efectiva, en resúmen, una fábrica robótica de nueva generación que, según el sitio web de la empresa, es capaz de fabricar hasta 10.000 piezas de plástico idénticas en sólo 24 horas eliminando la brecha entre el prototipado y la producción en serie.

Hasta la fecha, “Voodoo es el único proveedor de impresión 3D de gran volumen que conocemos. En lugar de centrarnos en volúmenes bajos de piezas de alto valor como prototipos o componentes de motores a reacción, estamos fabricando piezas de plástico a diario en masa“, dijo Friefeld. “Utilizamos un clúster de 160 impresoras de escritorio estándar 3D, y las controlamos con software propio para producir piezas de plástico de la más alta calidad y en grandes cantidades. Por número, éste es el grupo más grande de impresoras en los Estados Unidos, posiblemente del mundo, y todas ellas están configuradas de manera que podemos asegurar los mejores precios además de calidad y consistencia para nuestros clientes“.

Como muestra de la solidez de la propuesta se encuentra una amplia cartera de clientes conseguidos en muy poco timepo de funcionamiento.

Actualmente la compañía con sede en Brooklyn cuenta con 1.200 clientes, incluyendo Mattell, VH1, NBC Universal, Lowe’s y Microsoft. Los inversores incluyen pesos pesados ​​como el CEO de Tumblr, David Karp, así como KPCB Edge, e Y Combinator, el grupo de financiación conocido por respaldar a las startups exitosas como Reddit, Airbnb y Dropbox.

Voodoo ahora puede consolidar su proyecto con los $ 1.4 millones de dólares en fondos para el próximo año. Y, tal vez gracias a esta inyección de efectivo, la empresa también acaba de anunciar que ampliará su fábrica en 600 metros cuadrados, añadiendo 50 impresoras más a su ya enorme “botfarm”.

Huelga decir que la compañía tiene grandes esperanzas para los próximos años, y ha insinuado que lo mejor aún está por venir.

Voodoo está tratando de construir una nueva generación de fábrica“, dijo Friefeld. “Somos una empresa de fabricación nacida del software, y queremos hacer hardware tan fácil y tan escalable como el software ha resultado en los últimos 10 años“. Combinado con el objetivo ambicioso de Voodo de acelerar la producción de la fábrica al 90%, la nueva era de las fábricas robóticas puede haber llegado para quedarse, o al menos ser una alternativa seria a la fabricación industrial tradicional basada en la producción en serie.

Otros artículos:

¿Te gustaría recibir en tu correo más artículos como éste y estar al día de las noticias más relevantes sobre impresión 3D?

Suscríbete

Recibe en primicia las últimas noticias en impresión 3D

2018-10-08T17:11:09+00:00

Dejar un comentario