Un drone impreso en 3D hace la primera entrega de paquetería urbana

Flirtey es una start-up orientada a la distribución de paquetería y transporte urbano a través de UAVs. Esta pequeña compañía que ha saltado últimamente a los titiulares por haber realizado la primera entrega urbana con un UAV autorizada por la FAA, el ente regulador aeronáutico en EEUU.

No es la primera vez que prueban su tecnología, ya han realizado entregas de libros de texto en Australia y autopartes en Nueva Zelanda, pero tiene el claro objetivo de atacar el gran mercado de EEUU y ya había realizado un un ensayo similar en el entorno rural en Virginia.

De momento, ya ha conseguido batir a rival más mediático, el servicio de Amazon Prime Air.

La idea de distribuir paquetería de forma autónoma, siendo entregada al destinatario en su puerta por un drone lleva algunos años rondando entre las distintas fantasías tecnológicas de algunas compañías tras la irrupción del comercio electrónico.

De esta forma, algunos de los mayores gigantes de internet como Amazon y Google están desarrollando proyectos para conseguir que nuestros paquetes lleguen por el aire, mientras algunos de los mayores problemas se refieren a cómo controlar el tráfico aéreo, evitar colisiones y garantizar la seguridad, por lo que la regulación también está frenando en parte esta tecnología ante la búsqueda de estándares compartidos.

Y más allá de la pequeña paquetería, en regiones remotas parece una tecnología imprescindible, por eso Rwanda se plantea construir el primer aeropuerto de UAVs y la start-up californiana Zipline comenzará a distribuir sangre este verano en el país africano.

3dflirtey2-763x1024

Esta entrega de paquetería urbana se ha realizado en una casa deshabitada de Nevada, donde ha trasladado su sede la compañía, originaria de Australia.

El drone ha depositado exitosamente un paquete con agua, comida y un kit de primeros auxilios dentro del recinto de la vivienda.

El contenido no es contingente, pues uno de los principales objetivos de Flirtey es dedicar su sistema a la provisión de ayuda en emergencias y situaciones que requieran de apoyo humanitario.

El trayecto se ha realizado de forma totalmente autónoma, a traves de un plan de vuelo marcado, aunque hubiese operadores para ser usado en caso de emergencia y personal de la compañía tanto en el el punto de partida como en el destino.

Para Matt Sweeney, CEO de la compañía, esta entrega “[…] demuestra que los actuales sistemas avanzados de los drones permiten a los vehículos aéreos navegar alrededor de los edificios y entregar paquetes con precisión incluso en zonas habitadas” por lo que cree que estamos “[…] más cerca del día en el que los drones hagan entregas habituales en nuestras puertas”.

Obviamente, es mucho más fácil con un modelo de ciudad de casas bajas y con jardín, más típico en algunos países del entorno anglosajón.

3dflirtey-768x622

El criterio de diseño de este drone autónomo necesitaba de una envergadura suficiente para entregas profesionales, manteniendo una estructura ligera, para lo cual Flirtey ha empleado la impresión 3D en el proceso de fabricación. En primer lugar, por las posibilidades que otorga de cara al prototipado rápido, permitiendo comprobar el diseño y realizar ensayos de vuelo en tiempos muy cortos.

La mayor parte de los componentes estructurales del UAV están fabricados en fibra de carbono, mientras que la impresión 3D se ocupa de fabricar la mayor parte de los componentes específicos que requiere el sistema de carga y entrega de la mercancía.

El trayecto de esta compañía hace merecer la pena que no la perdamos de vista, pues recientemente se ha aliado con el Nevada Advanced Autonomous Systems Innovation Center de la Universidad de Nevada, Reno, centro designado como supervisor de ensayos de vuelo de UAVs y RPAS por la FAA y NASA, por lo que este ensayo parece solo el primero de una serie para mejorar el sistema.

Sin embargo, la regulación del uso de vehículos tanto manejados remotamente como de forma autónoma y de las medidas de anticolisión y de gestión del tráfico parece que todavía van a requerir de cierto tiempo para cuajar.

Y, por supuesto, en Europa imaginamos que este tiempo será más dilatado todavía.

Sin embargo, vemos en este un ejemplo de cómo la tecnología nos lleva a campos que antes solo eran parte de relatos fantasiosos, y por nuestra parte, a ver como la impresión 3D ayuda en el diseño, desarrollo y fabricación de nuevos enfoques a los problemas de siempre, y a otros nuevos, pudiendo hacer que campos que estan despuntando tanto como es la robótica aérea puedan aplicarse tanto en ambientes extremos y especializados, así como en entornos mucho más familiares como entretenimiento o herramienta para aficionados

 

Otros artículos de interés:

 


Suscríbete

Recibe en primicia las últimas noticias en impresión 3D

2018-11-27T18:34:10+00:00

Dejar un comentario