Anielle Guedes, activista de mercado y fundadora de la startup brasileña Urban3D quiere ir más allá de la mera búsqueda de soluciones para la construcción usando modelos específicos de impresoras 3D. Para ello une una proyección artística y las ventajas en velocidad, personalización, coste y materiales, usando material reciclado sin estructuras metálicas y robots – que ya están prototipados -. El objetivo final es usar la eficiencia de la construcción mediante impresión 3D para combatir, de forma ecológica, rápida y económica, los problemas de hacinamiento habitacional en suburbios que ahora mismo sufren millones de personas en el mundo y que, se calcula, irá en aumento con un éxodo creciente hacia las ciudades.

En Impresiontresde nos hemos ocupado ampliamente de las aplicaciones de la impresión 3D en arquitectura., de los avances constantes incluso en materiales y aplicaciones diversas. Este sector usa, de forma creciente, la impresión 3D a distintos niveles, ya desde las máquinas más sencillas y hasta enormes complejidades. Urban 3D tiene como objetivo imprimir con el hormigón como material básico de construcción, sin usar refuerzos de metal. Además de la eficiencia y la velocidad, considera que puede reducir significativamente los costes (en torno al 80%) usando hormigón hecho de compuestos reciclados, usando todo el material y a un coste un 30% menor que el hormigón actualmente en uso.

Guedes estuvo presentando en la Singularity University su intención de introducir algo revolucionario, como es impedir que queden personas sin techo dentro de quince años. Este tipo de intentos de cambio que usan la tecnología y el mercado como vía, y que pueden marcar la diferencia, nos mantienen siempre con el radar alerta.

brazilian-startup-urban3d-sees-3d-printed-housing-as-solution-for-growing-slum-problems-3

El primer objetivo es Brasil, pero China, India y Nigeria juntos aportan el 37% del crecimiento demográfico mundial. “En los próximos 35 años debemos construir más infraestructuras que en los 3500 años anteriores, y tendrá que ser de forma más rápida, menos costosa y más respetuosa con el entorno, así que necesitamos mejores y más eficientes modos de construcción.”, dice Guedes, quien ya cuenta con la colaboración de tres compañías alemanas y de otros países (especialistas en maquinaria pesada, química y robótica). El gobierno brasileño no ayuda, pero no se espera tampoco que impida el desarrollo del proyecto.

¿Te gustaría recibir en tu correo más artículos como éste y estar al día de otras noticias sobre impresión 3D?

Suscripción
Recibe todos los artículos en tu correo electrónico
Nosotros respetamos tu privacidad

(Visited 50 times, 1 visits today)